Las emociones de los empleados llegan al corazón de la empresa digital

Las emociones de los empleados llegan al corazón de la empresa digital

Experiencia de cliente
El visionario japonés Kazuo Inamori, creador de KDDI, una de las principales telecos niponas valorada en 65.000 millones de dólares y con más de 30.000 empleados, propone a los directivos que se centren en hacer más feliz a su plantilla antes que en trabajar para sus accionistas y clientes. La filosofía de Inamori es “si quieres huevos, cuida la gallina”. Para generar emociones positivas en los clientes es necesario haberlas provocado antes en los empleados. Si preguntamos a cualquier líder es probable que diga lo mismo...