Síguenos:
Sociedad digital
19 de Septiembre de 2016

De la Sociedad de la Información a la Sociedad del Gigabit

De la Sociedad de la Información a la Sociedad del Gigabit

De la Sociedad de la Información a la Sociedad del Gigabit

Escrito por , 19/09/2016

Aunque vivimos en un estado de transformación continuo, apuntan los expertos que a partir de ahora y cada setenta años se producirá “un gran cambio”. Si tenemos en cuenta que la esperanza de vida en Europa ronda los 80 años entonces todos nosotros experimentaremos al menos un gran cambio en nuestra vida… y tenemos que estar preparados.

De cambios y profunda transformación en todos los ámbitos se habló en el trigésimo Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital que se celebró en Santander a principios de mes (#Telco30), un evento organizado por AMETIC y Fundación Telefónica. Allí se puso de relieve que, en cuestión de unos meses, hemos pasado de hablar de la Sociedad de la Información a hacerlo de la Sociedad del Gigabit, una sociedad cuyo combustible para funcionar serán los datos. Y novedosa fue la utilización de este nuevo concepto por la mayoría de altos directivos que participaron en este encuentro.

A continuación expondré cuáles fueron los asuntos en los que hicieron más hincapié un español, un francés y un inglés, que no son otros que los presidentes de Telefónica, Orange y el CEO de Vodafone: José Mª Álvarez-Pallete, Stéphane Richard y Vittorio Colao, respectivamente.

La regulación y la paradoja de los datos

Que los datos serán el petróleo del siglo XXI, como resaltó Jose Mª Álvarez-Pallete, ya es algo que a nadie sorprende. Pero… ¿estamos preparados?, ¿somos conscientes?

En una intervención en una de las mesas del encuentro surgió esta misma pregunta con relación a España, y la respuesta fue un rotundo no. Un ejemplo curioso que lo refleja fue el anuncio del  primer Master de big data en España, que obligó a sus impulsores a cambiar los carteles y folletos para que los alumnos entendieran de qué se trataba. Significa esto un cambio de concepto para el que todavía la universidad no está preparada.

En los últimos años se ha generado más información que en todos los siglos anteriores de existencia del ser humano juntos. Actualmente, a las empresas españolas les cuesta mucho mantener en términos de CAPEX y OPEX esa enorme cantidad de datos que se generan, de la que sólo el 1 por ciento es analizada. Pero el dato tiene que convertirse en un nuevo activo para las empresas ya que supone una gran oportunidad para generar nuevos modelos de negocio.

En esta línea, y al igual que hizo en el último Mobile World Congress (MWC), Vittorio Colao volvió a destacar este nuevo concepto de sociedad, esta vez haciendo alusión a una frase de un comisario europeo: “Queremos que Europa llegue a ser la Sociedad del Gigabit para 2025”.

No obstante, algo falla en Europa y no es otra cosa que la “regulación”. Sobre ella se manifestaron unánimemente los tres presidentes: “mismo mercado, mismas reglas para todos”. Y, como ejemplo de las desigualdades actuales que dejan a las operadoras europeas en una posición menos ventajosa y desigual con respecto a las del resto del mundo, especialmente americanas y asiáticas, la pregunta de Stéphane Richard: “¿Cómo es posible que en Europa los más regulados ganemos poco dinero con los datos, y los menos regulados sí lo hagan?”. Estaba claro que se refería a Google, Facebook… ninguno de ellos europeo.

Algo falla sin duda y, por eso, la regulación será clave para que un espacio de 850 millones de clientes potenciales, Europa, se posicione ante esta nueva Sociedad del Gigabit.

Europa, subsidiaria digital de EE. UU.

Que en el Viejo Continente no contamos con grandes empresas digitales es algo que también pusieron de manifiesto en el acto inaugural ambos presidentes y CEO. Los datos así lo demuestran: trece de las veinte mayores plataformas digitales del mundo son de Estados Unidos y Asia. En esta línea, la frase de Stéphane Richard fue de lo más impactante para el público asistente: “Europa es la subsidiaria digital de EE. UU.”. Además, puso un ejemplo para que todos lo entendieran: “Hoy Apple tiene dinero suficiente en caja como para comprar Telefónica, Vodafone y Orange”. Y esto es preocupante para Europa.

En esta línea, José Mª Álvarez-Pallete también se refirió con cierta pesadumbre a que no hubiera ninguna compañía europea entre las quince más innovadoras del mundo, y mostró su preocupación sobre la manera en que vamos a afrontar estos retos desde Europa.

Las nuevas empresas se verán como plataformas

Finalmente y en positivo, José Mª Álvarez-Pallete explicó las cuatro claves para un nuevo concepto de empresa en esta Sociedad del Gigabit:

  • que sean magnéticas y atraigan todo en torno a un mismo producto
  • que funcionen en tiempo real y, para eso, tendrán que estar continuamente actualizándose
  • que presenten infinitas posibilidades para sus clientes
  • y que sus productos sean lo más personalizados posibles

Como ejemplo, los nuevos smartphones, dispositivos sobre los que el fabricante intentará atraer todos sus productos, actualizados en tiempo real las 24 horas, con infinitas posibilidades (GP, música, correo, banca electrónica…), y personalizará desde el momento en que el usuario lo encienda y comience a introducir sus datos.

Pero, al igual que hacen falta carreteras para poder vender vehículos, también necesitamos la mejor red para poder operar en este nuevo ecosistema. Está claro que un Ferrari puede circular por autopistas o autovías pero no por caminos sin asfaltar, y en España nuestras redes son auténticas autopistas, gracias a la fibra. Así lo puso de manifiesto el presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez: “España es el país más conectado de Europa y uno de los más conectados del mundo con banda ancha ultrarrápida, solo por detrás de Japón y Corea del Sur”. Nuestro liderazgo en fibra, incluso frente a Francia, Italia, Reino Unido y Alemania juntas, nos permitirá adecuarnos más rápidamente a este nuevo entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo).

Las empresas del siglo XXI están abocadas a convertirse en auténticas plataformas para poder ser más competitivas en la nueva Sociedad del Gigabit. Y en esta línea se está construyendo la nueva Telefónica. Por poner un ejemplo, “Movistar redobla ya su apuesta por la producción de contenidos propios con inversiones de unos 70 millones de euros anuales, al nivel de las mayores productoras españolas y europeas”. Pero, por otra parte, necesitamos innovar, como indicó también la directora global de Telefónica Open Future, Ana Segurado, pues es la “única forma de saber qué quieren los millennials, nuestros clientes más exigentes, y de entender qué está pasando fuera de los muros de la empresa”.

Imagen: Ametic. De izquierda a derecha: Vittorio Colao, Stéphane Richard y José Mª Álvarez-Pallete

Sobre el autor

Alejandro Chinchilla Rodríguez

Alejandro Chinchilla Rodríguez

Doctor Ingeniero de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid. Mi carrera profesional ha estado vinculada tanto al sector público como al empresarial. He sido director de la Fundación del prestigioso empresario Ricardo Medem, presidente de honor de John Deere y fundador del Círculo de Empresarios de Madrid. Actualmente trabajo en Telefónica España y formo parte de varios grupos de expertos en el Foro de las Ciudades y CONAMA. He publicado más de un centenar de artículos y tres libros, dos técnicos y uno literario.
Ver todos sus artículos »