Síguenos:
Internet de las cosas
14 de Julio de 2016

Patrimonio histórico y tecnología, una genial combinación

Patrimonio histórico y tecnología, una genial combinación

Patrimonio histórico y tecnología, una genial combinación

Escrito por , 14/07/2016

El patrimonio histórico es parte indudable de nuestra identidad cultural. Ésta es razón más que suficiente para mostrar preocupación por su conservación y cuidado. Pero si queremos más razones de peso, podemos añadir el motivo económico. Y es que los aspectos culturales y el patrimonio histórico representan un importantísimo atractivo y un motor del turismo.

Un sector que precisamente en España nos dejó en la balanza de pagos el año pasado 50.947 millones de euros en ingresos y genera casi 5 millones de puestos de trabajo, según el Instituto de Estudios Turísticos. Es también un incentivo para mejorar las infraestructuras y la red de comunicaciones. La importancia del turismo en nuestro país es clave y afortunadamente se están tomando medidas enfocadas a revitalizarlo, renovarlo y buscar un turismo sostenible y de calidad. Así que cualquier medida que favorezca la conservación de este patrimonio, aunque solo sea por motivos económicos, es imprescindible.

Además, estos esfuerzos tienen recompensa de los grandes organismos internacionales. Así por ejemplo, el Foro Económico Mundial nos ha puesto un sobresaliente y nos sitúa a la cabeza del ranking que elabora anualmente sobre competitividad turística. Si desmenuzamos un poco este índice, podemos ver cómo el valor cultural y el hecho de que nuestro país sea uno de los más ricos en lugares declarados patrimonio de la humanidad constituye uno de los factores más valorados y relevantes.

Pero no sólo el Foro Económico Mundial nos da buena nota en cultura y patrimonio, sino que también lo hacen organizaciones europeas en pro de la conservación del patrimonio, como Europa Nostra, que el pasado mes de mayo celebraba un congreso en Madrid, en el cual se reconoció el liderazgo de España en esta materia, con un total de 191 proyectos premiados. En palabras de Sneška Quaedvlieg-Mihailovic, secretaria general de Europa Nostra, “ningún otro país en Europa ha recibido más premios”. Sin embargo, tenemos grandes retos por delante y es que de los siete lugares de Europa en peligro uno está en España y se trata del convento de San Antonio de Padua, en Cáceres. A esto hay que sumar el desafío que supone el rescate y recuperación del patrimonio subacuático.

Y aquí es donde pone énfasis Sneška, en la importancia de la tecnología como aliada para asumir y superar estos retos. Juega un papel vital para la conservación y mantenimiento preventivo del patrimonio histórico. En este blog se ha escrito en varias ocasioens de ello, la última en “Mejor monitorizar que restaurar”.

Para Telefónica el tema no es nuevo, pues lleva tiempo implantando soluciones que aplican tecnología IoT para monitorizar y obtener datos de todo tipo, lo que favorece el mantenimiento y conservación del patrimonio. Desde soluciones de iluminación inteligente, puertas controladas por acceso NFC, hasta sensores de temperatura, humedad y parámetros estructurales, y todo ello en tiempo real, con generación de informes que facilitan la toma de decisiones. Son, en definitiva, soluciones que giran en torno a cuatro ejes: conservación preventiva, seguridad, eficiencia energética y gestión de uso, y tienen nombre propio: Smart Patrimonio.

Como se explicaba en este post, el acuerdo de Telefónica con la Fundación Santa María La Real en 2014 ha sentado precedentes en la conservación inteligente y preventiva del patrimonio mediante el uso de las TIC, que ha permitido crear un sistema de monitorización de los indicadores de salud de nuestro legado cultural en tiempo real. Pero –y vuelvo a las palabras de Sneška- la preocupación por el patrimonio cultural no debería ser un hecho aislado, sino formar parte de la conciencia de instituciones y organismos oficiales. Soluciones como Smart Patrimonio deberían ser la senda para abordar estos retos.

Imagen: dr_zoidberg

Sobre el autor

Ana Vicente Baranda

Ana Vicente Baranda

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y máster en Gestión de la Innovación, vivo en el mundo de la externalización TIC desde que aterricé en Telefónica. En estos años de trabajo he descubierto que la realidad tecnológica supera la ficción, y eso, ¡me encanta! Siempre “en las nubes”, me gusta colaborar para que las TIC sean la herramienta –y no el fin- para el logro de grandes objetivos.
Ver todos sus artículos »