Síguenos:
Banca Digital
26 de Octubre de 2016

Tiempos difíciles para la banca: de la reestructuración a la transformación

Tiempos difíciles para la banca: de la reestructuración a la transformación

Tiempos difíciles para la banca: de la reestructuración a la transformación

Escrito por , 26/10/2016

Recientemente tuve la oportunidad de asistir al VII Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG, que se pudo seguir en Twitter con el hashtag #EFinanciero16, en el que se dieron cita voces expertas para conversar sobre la transformación del modelo de negocio bancario. Allí estuvieron representadas entidades financieras, auditores, consultores, regulador, medios de comunicación y patronal bancaria, y fue una oportunidad única para ver cómo la banca se enfrenta a su pasado, presente y futuro en una tormenta perfecta tan sólo apta para amantes de la adrenalina. En menos de una década el sector ha pasado de una profunda reestructuración (sólo en España desde 2007 han desaparecido 40 entidades, se han cerrado 15.000 oficinas y el ajuste de personal llega a las 70.000 personas) a una obligada transformación. Y cuando las heridas de la peor crisis financiera de la historia reciente estaban cicatrizando aparece una nueva disrupción digital que amenaza con sacudir (otra vez) los cimientos del sector.

Recientemente le oí decir al director de análisis de una importante entidad financiera que la banca afronta un entorno “TripleB” (bajos tipos de interés, bajo crecimiento y baja inflación) que ha llegado para quedarse y obliga a una reconversión del sector. Y nunca mejor dicho, ya que el acrónimo BBB se emplea como último escalón del grado de inversión o, lo que es lo mismo, el umbral a partir del cual las agencias de rating consideran que la inversión en la empresa ha dejado de ser segura. Existe sensación de urgencia en el sector financiero: ¡tenemos un problema!

El principal reto es elevar la rentabilidad en este nuevo mundo TripleB, lo que obliga a adaptar el modelo de negocio y la estrategia. En esto coinciden actualmente los CEO y altos directivos. Me llamó mucho la atención (y es algo que vengo observando desde hace dos años en distintos eventos) cómo a lo largo de la jornada se entrelazaron los desafíos del mundo financiero: crédito estancado, alto coste de capital, presión competitiva, crisis de reputación, tsunami regulatorio… con términos y tendencias del mundo digital, lo que da lugar a una peculiar sopa de palabras fintech.

El presidente de la Asociación Española de Banca destacó claramente el mundo digital como una de las principales palancas para elevar la rentabilidad del sector a corto plazo. Pude observar que el sector es plenamente consciente de la existencia de un nuevo cliente digital que tiene una forma muy diferente de relacionarse con su banco, así como que hay nuevas tecnologías que son la fórmula mágica para lograr una mayor conexión con el cliente con un menor coste por transacción.

Ya hemos mencionado estas nuevas tecnologías que propician la revolución en banca: Se trata de los teléfonos inteligentes, cloud computing, big data, la inteligencia artificial, Internet de las cosas, blockchain, con la seguridad por defecto, entre otras, sin olvidar que en este nuevo contexto de digitalización, las personas siguen siendo la clave y que la transformación no recae tan sólo en el área TI, sino que afecta a toda la organización.

En los últimos años estamos viendo cómo los departamentos de canales y tecnología se han liberado de su rol de “áreas de soporte al negocio” (y las limitaciones de presupuesto que esto conlleva) para entrar de lleno en las prioridades estratégicas de las entidades. Es una novedad que los CEO se den cita en este tipo de eventos con CTO y CIO para dialogar y diseñar conjuntamente el futuro del sector.

Corren tiempos revueltos para la banca. Las reglas que conocemos y lo que ha funcionado hasta ahora puede no valer para el futuro. Pero el sector financiero ha demostrado capacidad para afrontar situaciones de cambio y en esta ocasión la industria bancaria tiene ante sí una gran oportunidad para salir reforzada también en la economía digital.

Imagen: Tuquetu

Sobre el autor

Luis María Lepe

Luis María Lepe

Ingeniero en Telecomunicaciones, PDD por IESE y Master en Dirección de Marketing y Ventas por ESADE. Gerente en el sector financiero en la unidad de Grandes Clientes de Telefónica, con más de quince años de experiencia en proyectos relacionados con las tecnologías de la información, el empleado digital y los nuevos canales de relación con cliente. En la actualidad, responsable del desarrollo de negocio de algunas de las principales entidades financieras del país. Mis otras grandes pasiones son la familia y el running.
Ver todos sus artículos »