Más cerca del coche fantástico

Más cerca del coche fantástico

Internet de las cosas
Apenas acababa de sacarme el permiso de conducción, cuando allá por los años 80, una serie de ficción llamada El Coche Fantástico, llamaba mi atención, no tanto por la espectacularidad del auto utilizado en la serie (un Pontiac Firebird Trans Am, de color negro, denominado KITT – Knight Industries Two Thousand-) que hacía las delicias de cualquier joven de mi edad, sino por lo fantástico de la tecnología que incorporaba. Yo estaba encantado con mi Simca 1200 GLS, pero desde luego no era comparable con...