Comparte:
Transformación Digital
21 de diciembre de 2018

El uso de blockchain en los servicios internacionales de voz por parte de Telefónica

El uso de blockchain en los servicios internacionales de voz por parte de Telefónica

El uso de blockchain en los servicios internacionales de voz por parte de Telefónica

Escrito por , 21/12/2018

En un mercado tan competitivo como el actual, la innovación es clave. Por ello cada vez que hay una disrupción tecnológica, Telefónica analiza esas tecnologías emergentes para ver cómo pueden impactar en sus productos y servicios y, por ende, en los negocios de sus clientes. Un ejemplo es el uso de blockchain en los servicios internacionales de voz.

Cuando apareció blockchain, Telefónica buscó casos de uso en los que esta tecnología pudiera contribuir a mejorar el negocio y proporcionar beneficios. Su aplicación se enfocaba a tres objetivos:

  • Proporcionar eficiencia a los servicios existentes y simplicidad a las relaciones entre los diferentes actores, así como automatismos que generen confianza entre los mismos.
  • Relanzar servicios que, por motivos técnicos, económicos o de interacción con los clientes, no fueron exitosos y que ahora, gracias a blockchain, podrían ser factibles técnica y económicamente.
  • Crear nuevos servicios innovadores basados en esta tecnología desde su concepción, que aprovechen todas las ventajas de blockchain para desarrollar nuevos modelos de negocio y conseguir nuevas fuentes de ingresos.

Pero todo esto, que suena fabuloso, es una tarea ardua, especialmente si hay que involucrar a actores tanto internos como externos para valorar dónde tiene mayor impacto la tecnología de la cadena de bloques para luego centrar los esfuerzos en esa implementación.

Para dar el paso hacia pruebas piloto o de concepto, Telefónica establece tres requisitos básicos:

  • Necesidad de registrar una transacción única y que sirva como única prueba de la verdad para los procesos de negocio entre las partes.
  • Necesidad de mejorar la confianza entre los actores involucrados (cliente/proveedor). Esto nunca viene mal en cualquier negocio…
  • Necesidad de unas reglas de consenso entre los actores que ayuden a resolver los dos puntos anteriores y, a la vez, permita incrementar la transparencia.

Sobre esta base, se decidió empezar a aplicar blockchain en los servicios internacionales de voz para proveer eficiencia. Era la herramienta idónea porque este servicio cumple con las tres condiciones mencionadas:

  • Cada llamada pasa por diferentes actores internacionales y cada uno de ellos genera un registro o transacción de la llamada, pero los datos de los registros de cada una de las partes involucradas pueden tener ligeras diferencias. Aunque la voz esté en retroceso, el volumen de llamadas en enorme, existen más de 190 países y más de mil operadores en el mundo, lo que hace que existan diferencias importantes que cada uno de los actores intenta resolver a su favor. Puede variar, por ejemplo, la medición de la duración de la llamada segundo arriba o abajo y, a medida que haya más actores en una misma llamada, la probabilidad de que la duración que mida cada uno sea diferente será mayor, lo que origina registros diversos.
  • Como en todo negocio, y más en uno en que se gestiona unos 500 mil millones de minutos al año, la confianza plena entre los actores es un asunto complicado.
  • Es preciso establecer reglas de consenso entre los actores de una llamada para poder determinar los datos finales que se deberán utilizar para cada una de las llamadas y que estén disponibles para todos. De esta forma, se incrementa la transparencia en las transacciones pero se mantiene la confidencialidad requerida en las relaciones comerciales.

Se hicieron dos pruebas de concepto con el objetivo de proveer eficiencias de gran valor a un servicio maduro como éste.

Se montó una primera prueba de concepto junto con otros operadores internacionales -los mayores beneficios de blockchain se obtienen cuando lo aplican varias empresas de una misma industria-, con la finalidad de resolver de una manera más rápida y ágil las diferencias que se generaban en la facturación de los servicios, y que consumían tiempo y recursos para su resolución y, a su vez, ocasionaban retrasos en el cobro de las facturas.

En la segunda prueba de concepto, Telefónica va a la causa raíz del problema y crea un registro único por llamada, denominado 1CDR (CDR es Call Detail Record y es como se denomina a los registros de llamadas), que es del que depende la facturación. Si se podían aplicar las reglas de consenso de blockchain entre todos los actores de una misma llamada y consensuar los datos del registro de la misma, se solucionarían muchos de los problemas de la facturación y, por consiguiente, las disputas.

Se trata de dos pruebas independientes para un mismo servicio pero pueden resolver los problemas de la voz: la primera de forma inmediata y la segunda a medio plazo, y ambas podrán converger en una solución única en un futuro.

Los resultados obtenidos con el uso de blockchain en los servicios internacionales de voz son alentadores y Telefónica seguirá trabajando en ello para su implantación el año próximo, además de continuar con otras pruebas de concepto en una larga lista de casos de uso, y abordar algunos otros enfocados a nuevos servicios.

Imagen: Rawpixel Ltd

Sobre el autor

Enrique Wong Lam

Enrique Wong Lam

Soy Ingeniero electrónico y ExMBA con una trayectoria de más de veinte años en el mundo de las telecomunicaciones y amplia experiencia internacional. Actualmente soy responsable en Telefónica Business Solutions del área de Marketing de producto de la voz mayorista internacional y lidero el Grupo de trabajo de blockchain, en el que analizamos y ayudamos a implantar esta tecnología para los servicios mayoristas internacionales y para el sector de grandes, medianas y pequeñas empresas.
Ver todos sus artículos »