Comparte:
Experiencia de cliente
26 de noviembre de 2012

Bruce Dickinson: de vocalista de éxito a emprendedor

Bruce Dickinson: de vocalista de éxito a emprendedor

Bruce Dickinson: de vocalista de éxito a emprendedor

Escrito por , 26/11/2012


Los pasados días 21 y 22 asistí en Barcelona a Móvil Forum Conference, evento de referencia  relacionado con el mundo de la movilidad y el desarrollo de aplicaciones. Una de las ponencias más esperadas fue la de Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, cuya carrera ha evolucionado del mundo de la música al empresarial.

El discurso de Bruce se centró en dos puntos clave: La idea de convertir a los clientes en fans y la innovación. En el primer caso, Dickinson utilizó la analogía entre fans y clientes: “Iron Maiden somos una marca, tenemos clientes, son nuestros fans. Nuestra base de fans está creciendo, algo que no suele pasar habitualmente ¿Cómo lo hacemos? ¿Qué provoca que vendamos 50.000 entradas para un concierto en Suecia en 49 minutos?”

El  vocalista planteó al aforo una serie de preguntas para reflexionar ¿podéis decirme si vuestros clientes también son vuestros fans? Si no es así ¿cómo podéis conseguirlo? La respuesta para él está muy clara:  Lo importante es construir una relación con el cliente, ir más allá del producto. El cliente busca en las marcas transparencia, servicio y construir una relación en la cual sienta que su vida es mejor o más fácil después de adquirir nuestros productos. Por ello, las empresas deberían esforzarse en construir esas relaciones, a través de las cuales los clientes perciban que nuestro objetivo no es solamente vender un producto sino mejorar la vida de las personas.

En segundo lugar, Dickinson habló de la innovación a través de un ejemplo muy gráfico: Un día descubrí –declaró el vocalista-  que determinadas personas cuando se mudaban de casa, se llevaban con ellos la cocina ¿por qué? Sencillamente porque les encantaba. El secreto de esta cocina es que la diseñó un hombre ciego, de forma que tanto su funcionalidad como su diseño es totalmente diferente. Los clientes de esta cocina son fans, por eso se la llevan con ellos.  Si  la hubiera diseñado una persona con vista, el resultado final nunca hubiera sido así. Cuando innovamos, afirmó, a menudo vemos las cosas de forma distinta. Por lo tanto, la innovación no consiste solamente en inventar algo nuevo, sino en “ver el mundo de forma diferente”.

Dickinson considera que en la industria musical también se ha innovado cambiando el modelo de negocio. Actualmente casi nadie gana dinero con los discos, sin embargo el valor se ha trasladado a otros objetos relacionados con la marca. Por ejemplo, el merchandising: una camiseta de un grupo puede costar el triple; en el caso de las entradas de los concierto son mucho más caras. El cliente sigue siendo el mismo y la relación con el artista también: Si lanzas un disco malo, el cliente se quejará, porque no olvidemos que lo que el cliente/fan siempre espera es una buena experiencia: “Nuestra responsabilidad y la de las empresas es dar eso a nuestros fans”, concluyó.

Bruce Dickinson enriqueció su ponencia con otras experiencias personales que permiten generar valor a través de la innovación. Es el caso por ejemplo en el que Iron Maden alquiló un avión durante unos meses para hacer su gira (en lugar del autobús habitual), lo “customizó” con la imagen del grupo y viajó con él por todo el mundo. Fue un concepto innovador, que se convirtió en una nueva herramienta de marketing: el avión salió en las noticias y además los fans pensaban que era propiedad del grupo. Por otro lado también fue una herramienta de marketing para la compañía propietaria del avión. Cuando terminó el alquiler por parte del grupo y el avión se utilizó de nuevo para viajes comerciales, siguió llevando durante un año el logo de Iron Maden. Cada vez que los fans veían el avión pensaban que el grupo estaba continuamente de gira.

También  destacó la importancia de implementar la idea: “La idea es crucial pero sólo constituye un 10% del proyecto,  el 90% tiene que dedicarse a los esfuerzos para llevarla a cabo. Para ello necesitas: determinación, un equipo fantástico y estar preparado para caerte y levantarte. El camino es difícil pero a la larga la recompensa es muy positiva. La motivación clave del emprendedor es que les encanta lo que hacen y les gusta el riesgo”.

Bruce Dickinson ha puesto en marcha diferentes proyectos empresariales, actualmente trabaja en un proyecto basado en el diseño de los antiguos zeppelín, se han reinventado y ampliado sus funcionales, de forma que ahora puede transportar grandes cantidades de mercancía con un 20% de ahorro. El ejército de los Estados Unidos es uno de sus principales clientes.

El conocido vocalista cerró su ponencia con su visión actual del emprendedor: “En estos tiempos tenemos que asumir riesgos, el emprendedor no vive en el presente, existe en el futuro, y esto es lo que le permite crear un camino entre presente y futuro”.

Sobre el autor

Elena Ormaechea

Elena Ormaechea

Licenciada en C.C. de la Información y MBA por el IE. He desarrollado toda mi carrera en diferentes ámbitos de la comunicación: del offline al online. Actualmente responsable de comunicación 2.0 en Telefónica. Interesada por el mundo de la psicología social y todo lo que acontece a la psique humana. Intento evitar los dogmatismos, prefiero el "piensa por ti mismo".
Ver todos sus artículos »