Comparte:
Internet de las cosas
11 de abril de 2012

Caso de éxito: Biouniversal y M2M para el reciclaje

Caso de éxito: Biouniversal y M2M para el reciclaje

Caso de éxito: Biouniversal y M2M para el reciclaje

Escrito por , 11/04/2012

Reciclaje de aceite y tecnología M2M, un compromiso con el medio ambiente.

“Reciclar indica la conciencia que ha adquirido nuestra especie de la extrema degradación del planeta” 

Myriam Alonso de Caso Lopez Lozano, Directora General de BioUniversal.

 

Actualmente en España se consumen 1.100 millones de litros de aceite que producen al año 350 millones de litros de un bioresiduo que contamina masivamente nuestras aguas limpias. Un litro de aceite usado contamina mil litros de agua, por lo que es uno de los productos procedentes de nuestra alimentación, más perjudiciales para el medio ambiente.

En BioUniversal pusimos en marcha hace ya 10 meses, una iniciativa pionera en el reciclaje de aceite usado doméstico a través de un sistema integral, sustentado en los servicios M2M (Machine to Machine) de Telefónica. Hemos desarrollado y patentado este innovador sistema integral que abarca la solución del problema desde su origen en las cocinas, con unos packs que incluyen aceitera especialmente diseñada, bolsas desechables de alta seguridad y cierres herméticos, que finalmente se depositan en Contenedores urbanos inteligentes que se “auto protegen” contra posibles vertidos o incendios que suponen un gran peligro para la ciudadanía, y que entre otras cinco operaciones, a través de sensores,  toman cíclicamente el volumen de contenido, y automáticamente se envía  toda la información a través del sistema M2M de Telefónica.

Una vez recibida la información, nuestro centro logístico, de forma automática, genera prioridades y compone rutas de recogida altamente eficientes para  nuestras cisternas, que, con modernos procedimientos aspiran el bioresiduo, evitando la manipulación y desplazamiento de los contenedores urbanos. De igual modo, nuestros equipos de mantenimiento pueden, en tiempo real, atender todas las incidencias transmitidas desde el modulo de comunicaciones de los contenedores a través del sistema M2M de Telefónica.

Gracias a esta solución, estamos contribuyendo de una manera decisiva a reducir los efectos negativos del vertido de aceite y a la recuperación de nuestras aguas residuales urbanas, además esperamos que cuando toda la ciudadanía se implique activamente en este proceso, se eliminen definitivamente.

Se trata de un proyecto único en el mundo que arrancamos en Cádiz con la implantación de los primeros 250 contenedores y que hemos continuado implantando en las poblaciones de la Bahía  de más de 50.000 habitantes, con la firme decisión de instalarlo a escala nacional. La aplicación de estas herramientas altamente tecnológicas, nos permite crear economías de escala que hacen posible su rentabilidad. Sin ellas los costos tradicionales, harían inviable la actividad.

 

Artículo relacionado: ¿Qué puede hacer la tecnología M2M por mantener nuestras aguas limpias?

 

Conociendo esta realidad, me siento reconfortada al participar con nuestra empresa en este gran cambio de pensamiento y  me reafirmo al creer que reciclar es una de las conductas humanas que indica claramente la conciencia que ha adquirido nuestra especie de la degradación que sufre el planeta que habitamos. Esta conciencia evolutiva ha obrado un gran cambio en el uso de sus  recursos y nos da una oportunidad  única para no degradarlo más, y recuperar y conservar nuestro espacio vital, al que tan íntimamente se haya unida la supervivencia de nuestra especie.

Pudiera parecernos a estas alturas de nuestra civilización que el reciclaje es un comportamiento básico, pero no podemos olvidar que en menos de 100 años hemos llevado a nuestro planeta al borde del colapso alterando gravemente sus grandes motores planetarios: Alteración del clima, disminución de la potabilidad en las aguas dulces, disminución de la capa de ozono, destrucción de las selvas vírgenes, polución de la atmosfera, alta densidad de residuos nucleares de larga vida que depositamos en fondos marinos, depósitos terrestres etc.

Hoy, al inicio del siglo XXI, la nueva sociedad tecnológica concibe sus residuos como nuevos recursos de su economía de transformación. Esta nueva visión, ha originado importantes sectores productivos en pleno desarrollo y con gran futuro.

¿Cual es la clave de este gran cambio?

En mi opinión, el conocimiento científico. Este gran salto nos ha permitido pasar de depredadores de nuestro planeta, a gestores de todos sus recursos, inclusive los que garantizan la vida del resto de especies que lo habitan y sus espacios vitales.

Dentro de esta gran revolución, las nuevas tecnologías de la comunicación son las nuevas herramientas que han hecho posible incorporar a las economías reales de todas las comunidades estas actividades en la enorme escala que se tienen que aplicar.

En nuestro caso como gestores de grasas vegetales usadas, hemos patentado una logística sustentada en el sistema M2M de Telefónica que transporta los datos de los sensores de nuestro parque de contenedores, a nuestra central, que procesa y ordena la totalidad de las acciones que nos permiten abordar la recogida potencial de todo el residuo producido, cumpliendo con ello la primera condición básica del gran compromiso ético.

No se trata de hacer un negocio a la escala de tus intereses, sino de prestar un servicio que elimine totalmente el residuo originado y finalmente se convierta en manos de los transformadores en un Biocombustible que aporte valor energético y económico a la humanidad.

Sobre el autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Colaboradores de A un clic de las TIC, el blog para grandes empresas y administraciones públicas con contenidos de actualidad sobre soluciones TIC e innovación
Ver todos sus artículos »