Comparte:
eHealth
16 de octubre de 2018

IoT en emergencias: por una red de desfibriladores conectados

IoT en emergencias: por una red de desfibriladores conectados

IoT en emergencias: por una red de desfibriladores conectados

Escrito por , 16/10/2018

Hoy 16 de octubre se celebra el Día europeo de concienciación sobre el paro cardiaco y toda esta semana está dedicada a ello. Esta iniciativa del Parlamento Europeo, que cumple ya cinco años, está destinada a sensibilizar y educar a la sociedad ante el problema de la parada súbita cardiaca. Durante estos días están programadas numerosas conferencias, coloquios y cursos destinados a hacer frente a esta gran dolencia. En este post explicaré  las ventajas de los desfibriladores conectados.

En España hay más de 30.000 víctimas cada año por esta causa, casi un centenar al día. Del total, casi el 80 por ciento de los casos tiene lugar lejos de hospitales, bien en los centros de trabajo o en la vía pública. A pesar de los esfuerzos por mejorar la tasa de supervivencia tras una parada cardiaca, ésta en nuestro país aún es baja –en torno al 5 por ciento-, pues una rápida actuación no siempre es fácil y los cinco primeros minutos son vitales. Por ello, la disponibilidad de desfibriladores y empoderar a la población para que sea capaz de manejarlos haría que esta cifra aumentase exponencialmente.

Las grandes asociaciones internacionales dedicadas a la salud cardiaca, como la American Heart Association (AHA) o el European Resucitation Council (ERC) llevan años insistiendo en la necesidad de crear espacios cardioprotegidos dotados de desfibriladores. Los esfuerzos ya están dando sus frutos: en España todas las administraciones autonómicas están dando cuerpo a leyes legislativas que obligan a contar con estos equipos y cada vez se oyen más noticias de áreas cardioprotegidas en zonas comerciales, centros de trabajo, colegios y aeropuertos, espacios donde ante una emergencia no siempre hay un médico a mano en los primeros minutos, pero sí podría utilizarse un desfibrilador.

Las TIC -que hacen posible la disponibilidad de desfibriladores conectados- pueden contribuir a solventar este problema y desde hace unos años empresas como Telefónica, dentro del marco de proyectos relacionados con e-Health y la sanidad digital, gestionan una plataforma IoT a través de conectividad gestionada m2m, en la que el dispositivo está conectado en remoto y sensorizado, con el fin de que se pueda conocer en todo momento su estado (electrodos, batería, temperatura…), además de que potencialmente pueda ponerse en contacto directo con los servicios de emergencia.

La Comunidad de Madrid ha sido pionera en obligar a que esa llamada a los recursos sanitarios se realice desde los propios dispositivos. En el proceso de diseño del protocolo de llamada, una de las claves que han permitido la rápida identificación por parte del 112 Madrid de las llamadas realizadas desde las columnas de rescate cardiaco ha sido la aportación y carga previa de la ubicación y datos de cada equipo instalado en sus propias bases de datos.

La operativa es sencilla. Con la extracción de un desfibrilador, se genera una llamada que es recibida en el Centro 112 y se gestiona de forma completamente automatizada a través del Sistema Integrado de Gestión de Emergencias (SIGE), de tal modo que, con los datos previamente aportados e incluso sin mediar audio, se acortan los procesos de decisión, identificación y localización, y es posible movilizar los servicios necesarios desde el primer minuto (el recurso móvil más cercano) para llegar a la víctima cuanto antes. Eso, unido a las facilidades de localización de las llamadas y a su representación en el GIS (Geographic Information System) sobre el mapa, hace que la localización sea precisa.

Al mismo tiempo y en paralelo, la plataforma de gestión de las columnas de rescate y desfibriladores recibirá las alarmas por uso o avería, y un sistema de planificación de recursos pondrá en marcha las tareas de mantenimiento correctivo necesarias para dejar el equipo en perfecto estado para la próxima emergencia.

Imagen: Farhad sh

Sobre el autor

Sergio Fernández García

Sergio Fernández García

Master en Telemedicina y salud digital, ingeniero electrónico industrial, llevo desde 1999 gestionando proyectos en el Grupo Telefónica para distintos sectores de actividad, en especial las Administraciones Publicas. Actualmente soy responsable de los sistemas de cardioprotección de Telefónica y colaboro con la dirección de Nuevos Negocios Digitales. Vivo cerca de la montaña, la cual me apasiona, así como viajar.
Ver todos sus artículos »