Economía circular: gira el mundo, gira…

La economía circular consiste en que los recursos se conviertan en productos, los productos en residuos y los residuos, una vez reciclados, otra vez en recursos y puede ser una gran fuente de rentabilidad para las empresas. En su implantación, la tecnología juega un papel fundamental.