Comparte:
Transformación Digital
9 de agosto de 2018

Edge analytics, blockchain y agilidad en TI, lo emergente en transformación digital

Edge analytics, blockchain y agilidad en TI, lo emergente en transformación digital

Edge analytics, blockchain y agilidad en TI, lo emergente en transformación digital

Escrito por , 9/08/2018

La transformación digital es un estado de evolución continua en el que, cada año, nuevas tecnologías toman el relevo a las que eran novedad el año anterior. Según el informe The future of enterprise digital transformation de Ovum, edge analytics, blockchain y agilidad en TI son las emergentes en este momento. Veámoslo:

1-Edge analytics: Internet de las cosas (IoT) dispara la necesidad de analizar información en tiempo real.

La proliferación de dispositivos conectados y las cantidades ingentes de datos que estos generan es uno de los retos clave a los que se enfrentan las empresas. Según statista.com pasaremos de 20.000 millones de dispositivos conectados el año pasado a casi 76.000 millones en 2025.

El éxito digital depende cada vez más de la capacidad de las compañías para convertirse en data driven organizations, esto es, para procesar los datos y obtener información de ellos para una toma efectiva de decisiones. Y es que, de momento, a pesar de lo mucho que se ha hablado ya de la necesidad de medirlo todo, las empresas prácticamente se han limitado a analizar los datos generados en sus sistemas internos y a utilizarlos a posteriori. Pero con la información en tiempo real los procesos se convierten en más eficientes y rentables. Para obtenerla, drones, robots, vehículos autónomos y sistemas de seguridad, entre otras cosas conectadas, necesitarán comunicarse al instante, sin el retraso de enviar datos a la nube para su análisis. Por eso están creciendo los sistemas en los que se realiza el análisis en el mismo punto (o muy cerca) de donde se recogen los datos para poder procesarlos inmediatamente.

2Blockchain cobrará aún mayor relevancia.

La tecnología de la cadena de bloques viene a responder a las preocupaciones de las empresas relativas a la privacidad y a la seguridad de sus datos con una solución para compartirlos en un ecosistema seguro y trazable. Blockchain es un libro de contabilidad abierto y distribuido que registra transacciones de forma verificable y permanente. Se trata de un sistema que no puede ser manipulado por ningún actor, y este aspecto es muy atractivo para las empresas, como demuestra el hecho de que un 47 por ciento de los encuestados por Ovum haya confirmado planes para incorporarlo.

Aunque las implantaciones actuales aún son tímidas, hasta la Administración está dando pasos en este sentido. Compañías de distintos sectores están buscando activamente vías para tratar de resolver sus necesidades con blockchain. Bancos e instituciones financieras ya han empezado a explorar su potencial para mejorar la seguridad de carteras y pagos móviles o para la creación de una “moneda digital” segura con aplicación en pasarelas de pago integradas en dispositivos conectados.

Otras áreas en las que blockchain ganará tracción durante los próximos dos años son:

  • La gestión de la cadena de suministro. Las empresas están ya impulsando “contratos inteligentes” que pueden utilizar condiciones predefinidas para automatizar el traslado de mercancías. Blockchain puede marcar una diferencia competitiva importante a la hora de asegurar la calidad, autenticidad y disponibilidad de dichos bienes. Por ejemplo, para impedir que se acepten los productos de un proveedor que no haya verificado que la cosecha está en el momento óptimo o para verificar las credenciales de proveedores con transacciones condicionales y monitorización eficiente de los datos generados por los elementos de la cadena de suministro.
  • La transmisión segura y privacidad de los datos de usuario entre las partes de un ecosistema que incluye dispositivos conectados. Ejemplos claros son el intercambio de datos entre automóviles conectados y autónomos con otros vehículos y con sensores inteligentes, entre médicos y dispositivos médicos conectados, o en los entornos de seguridad y domótica.

3-Tecnologías de la Información al servicio de la agilidad.

La agilidad es clave en este momento -incluso por encima de la eficiencia según Forrester- para que las empresas puedan dar respuesta a un entorno que cambia a toda marcha. Esto obliga, por un lado, a la automatización de tareas y sistemas y a la incorporación de la inteligencia artificial, lo cual impacta en las operaciones TI. Por ejemplo, la automatización de procesos y operaciones rutinarias como las incidencias es cada vez mayor, lo que libera a los profesionales para que atiendan nuevos desafíos.

Además, la necesidad creciente de ofrecer una mejor experiencia de usuario también requiere agilidad para construir, probar y lanzar productos y servicios más rápidamente. Muchas empresas ya han introducido el modelo de “desarrollo ágil” y cada vez serán más las creyentes en el “falling fast” que se centra en la velocidad, la innovación y el aprendizaje rápido por encima de tratar de desarrollar el producto perfecto.

Las empresas deben estar atentas, por tanto, a explorar las posibilidades que estas tecnologías les abren y guiarse por los siguientes principios:

-Incorporar el análisis como una ventaja competitiva. La manera correcta de hacerlo  para poder sacar el máximo partido al conocimiento que se extrae del mercado, de la competencia y de las necesidades de los clientes no es como algo aislado, sino profundamente incrustado en su ADN.

Apostar por la cocreación y la innovación abierta, más allá de sus proveedores y socios habituales. Cada vez tiene más sentido acercarse a startups, por ejemplo, que pueden afrontar los desafíos desde una perspectiva diferente y con muchas menos trabas.

-Fomentar la experimentación como filosofía: probar, errar y volver a intentarlo es la piedra angular de la transformación.

Analizar con cuidado el grado de madurez de cada posible implementación. Se trata de experimentar pero es importante hacerlo sin dejarse deslumbrar por “lo último”, es necesario evitar cualquier impacto negativo en el negocio. Para ello es buena idea incorporar contextos y procesos de prueba y adaptación para nuevos dispositivos, herramientas y soluciones, y establecer procesos de pruebas rápidas y costes controlados que permitan valorar rápidamente qué impacto tiene el cambio en la empresa.

Imagen: Bryce Bradford

Sobre el autor

Virginia Cabrera Nocito

Virginia Cabrera Nocito

Ingeniera de Telecomunicación, soy especialista en transformación digital y responsable de Desarrollo de Negocio para pymes en Telefónica. Animo al cambio a través del blogging y la formación.
Ver todos sus artículos »