Síguenos:
Redes
20 de noviembre de 2017

IBNS: la evolución de las redes con machine learning

IBNS: la evolución de las redes con machine learning

IBNS: la evolución de las redes con machine learning

Escrito por , 20/11/2017

“Es genial estar en las redes en este momento con tantas novedades que considerar”, escribía Greg Ferro en EtherrealMind.com.(“It’s cool to be in networking right now. Lots of new stuff to consider”).

Unos años atrás cuando comenzaba a investigar sobre el fenómeno SDN (Software Defined Networking) descubrí que esta industria había estado durante años abandonada por los investigadores por falta de innovación. Aquéllos que buscaban la disrupción preferían indagar en otras áreas tecnológicas más abiertas a explorar nuevas formas de hacer las cosas.

Quizá ése es uno de los grandes logros de Martín Casado, inventor de la arquitectura SDN. Puede que todavía muchas de las promesas de este nuevo tipo de redes no se hayan materializado (aunque las redes overlay sean cada vez más reales), y puede que la transformación prometida por esta nueva forma de diseñar y operar las redes no haya sido tan radical como se esperaba, pero de lo que no cabe duda es de que el mundo de las redes vive momentos de innovación.

La forma en que SDN está llegando al mercado resulta lenta en muchos aspectos. Las redes de campus, por ejemplo, se mantienen por ahora al margen de esta tendencia. Algunos fabricantes lo han intentado (Cisco, HP, Extreme, etc.), pero sin una estrategia y un producto adecuados. Apuestas tibias que no han podido con la inercia del mercado.

Y mientras SDN lucha por materializarse hay una nueva idea de la que todo el mundo habla en este momento: Intent Based Networking Software (IBNS) o redes basadas en la intención. En lugar de proponer una nueva arquitectura, como SDN, IBNS se centra en un software capaz de planificar, diseñar, implementar y operar redes. Las ideas que subyacen en IBNS en realidad no son nuevas, pero sí el hecho de que ahora sea posible hacerlas realidad gracias al avance de los algoritmos de machine learning.

¿Y en qué consiste IBNS? Responde al concepto de un operador de red que define las características de esa red y un software se encarga de implantar dichas políticas en los equipos. IBNS permite, además, monitorizar, identificar y reaccionar ante cambios en la red de forma automática.

Gartner, cuyo papel siempre es significativo en la definición de las nuevas tendencias tecnológicas, ha tratado de establecer las claves de IBNS:

  • Traducción y validación. Las soluciones IBNS permiten traducir políticas de alto nivel en comandos concretos de cada uno de los equipos involucrados. La política después es validada para ratificar que es viable su ejecución.
  • Implantación automática. Validadas las acciones resultantes de la política, IBNS permite su implantación en los dispositivos sin necesidad de la participación del operador.
  • Conocimiento del estado de red. Un componente clave de los sistemas IBNS es la capacidad de recolectar de forma periódica información de la red para monitorizar su estado.
  • Reacción y remediación dinámica. Las soluciones IBNS mantienen el estado de la red y, por tanto, gracias a la monitorización continua, si hay incidencias se puede calcular, mediante algoritmos de machine learning, la mejor forma de remediar la situación y volver al estado deseado de la red.

IBNS trata de que el administrador de red sea capaz de definir lo que quiere que haga ésta mediante unos parámetros de alto nivel y que el sistema sea capaz de implantarlos de forma automática asegurando que se cumplen incluso ante cambios o incidencias en la red.

Según esto, es evidente que un sistema IBNS incluye un importante componente de automatización, una tendencia ya existente en el mercado. Sin embargo, el enfoque intent based se diferencia de los mecanismos de automatización en los siguientes aspectos:

  • Son capaces de hacer la traducción what to how
  • Matemáticamente validan que la política definida se cumple con la implantación realizada por el sistema
  • Reciben y analizan una continua e importante cantidad de información de la red para valorar su estado

Un ejemplo sencillo de IBNS es la provisión automática de la conectividad de red (asignación de VLAN, IP, etc.) de los usuarios o servidores. O la configuración automática de los enlaces de infraestructura de red (enlaces entre switches) y la adopción de modelos white-list en los que no se permite la comunicación salvo que ésta haya sido especificada.

La predicción de Gartner es que este tipo de soluciones no llegará de manera generalizada al mercado hasta 2020, por lo que estaríamos en una primera fase. Respecto a los fabricantes que han decidido apostar por esta nueva tendencia destacan startups como Apstra (nombrada Cool vendor por la consultora), Forward networks, Veriflow e Intentionet. Y es muy significativa la apuesta de Cisco, que este verano anunció su nueva solución de Campus switching bajo la premisa de adoptar el modelo IBNS, y es que su solución de data center, Cisco ACI, ya incorpora alguna de sus características.

“It is easier to move a problem around than it is to solve it”. “Es más fácil mover un problema que resolverlo” (RFC 1925 The Twelve Networking Truths, rule 6).

Hasta aquí la valoración positiva de IBNS, las promesas de quienes defienden esta nueva tendencia. Pero no todo son voces positivas, también muchos (algunos de ellos reconocidos miembros del sector) ven en esta nueva “moda” un simple invento de los departamentos de marketing. Sus principales argumentos son:

  • Quedan muchas dudas respecto a si las soluciones IBNS serán capaces de cumplir en la práctica todo lo que prometen, es decir, probablemente no funcionen.
  • Una vez más, y como ha pasado con SDN, el mercado de redes tiene una tendencia muy pronunciada y no es nada fácil la adopción de cambios tecnológicos radicales.
  • La consolidación de SDN y de los distintos mecanismos de automatización en auge puede ser suficiente para cumplir los requisitos de la mayoría de las empresas, lo que deja poco espacio para la revolución IBNS.
  • No hay ni se vislumbran estándares que faciliten la adopción de IBNS.

El tiempo dirá si IBNS es una moda o una auténtica revolución, pero lo importante es que hay ciertas ideas que, de una u otra forma, son imparables, como la necesidad de trabajar en toda la red y no en el modo box-by-box como se ha estado haciendo en los últimos veinte años. Tampoco hay dudas de que es necesaria una mayor simplificación que permita proveer servicios de forma mucho más rápida y dinámica, así como la creación de  abstracciones para ocultar la complejidad como se ha hecho hace ya años en el mundo de la programación o en el de los servidores.

Y, lo mejor de todo, tal y como empezaba este artículo, es que es un momento emocionante para las redes, como decía Pere Monclus de VMWare y se repite desde hace algún tiempo en el sector: “This is an exciting time to be in networking”.

Imagen: Juliano Ferraz

 

 

Sobre el autor

Roberto Fraile Herrera

Roberto Fraile Herrera

Ingeniero de Telecomunicaciones con más de 15 años de experiencia. Trabajo para Grandes Clientes desde el área de Ingeniería especializada de redes LAN de Telefónica España. Apasionado de la tecnología y la transformación a la que nos lleva. Inquieto por definición, siempre abierto a aprender.
Ver todos sus artículos »