Síguenos:
Big data
23 de junio de 2016

Máquinas inteligentes en un mundo de sensores: llega el “smart service”

Máquinas inteligentes en un mundo de sensores: llega el “smart service”

Máquinas inteligentes en un mundo de sensores: llega el “smart service”

Escrito por , 23/06/2016

Internet industrial  (una producción robotizada, personalizada y en tiempo real) es la gran oportunidad para relocalizar la industria, y de hacerlo con alto valor y especialización. Esto dará pie a nuevos modelos de negocio, con una industria más próxima al concepto de servicio

Fundación Telefónica acaba de publicar su informe “Internet industrial. Máquinas inteligentes en un mundo de sensores”. Después de leérmelo de cabo a rabo puedo concluir que si el tema antes me interesaba, ahora me apasiona. Vale, no es una lectura liviana, típica de un día de playa, en que estaríamos más atentos al sol: si me quema o no, que si toca acercarse al chiringuito a hidratarse… pero quizá si la tomamos por su desarrollo más agrícola o ganadero, al menos encontramos aspectos campestres o de sostenibilidad en su lectura. Y eso sí, mucha innovación y grandes aplicaciones en torno a muchas áreas que nos preocupan.

Y si hubiera que sintetizarlo, hablaría de Internet industrial y “tiempo real” que es en muchos sentidos la gran oportunidad para relocalizar la industria, y de hacerlo con unos prefectos no de producción en masa, es decir, con bajo valor y sueldos acordes, sino de producción robotizada y personalizada, esto es, alto valor y especialización. Esto dará pie a nuevos modelos de negocio con una industria más próxima al concepto de servicio (smart service), en los que los productos ya no se adquieren, sino que se pagan en función de su uso.

Tenemos frente a nosotros grandes casos de éxito, y no ya sólo en el sector automovilístico, que era por antonomasia un gran consumidor de automatismos. Ahora existen conceptos como la fabricación aditiva, que permiten que nuestros productos sean realmente únicos, pero también se integren en los ecosistemas donde se ubican nuestros clientes; por ejemplo, en los hospitales, con los datos sobre el paciente y el tratamiento prescrito, se utilizan robots automáticos de alta precisión para llevar a cabo la preparación segura de los fármacos. Se hace en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid ya desde 2014. Es la farmacopea que recupera la esencia de la fórmula magistral.

Ya sabemos que Industria 4.0 es una suma de gran cantidad de tecnologías habilitadoras: sensores, TIC en todos sus sabores, IoT, analítica y big data… y seguramente el triunfo de este nuevo sector se debe a una suma de factores: en los últimos veinticinco años los sen­sores bajaron su coste una media anual del 12 por ciento; el aumento de la velocidad de computación ha crecido hasta casi un 40 por ciento en el mismo periodo, y el descenso del precio de la conectividad ha tenido unas bajadas anuales medias del 35 por ciento.

Aunque, no nos confundamos, a día de hoy el de industria 4.0 es un concepto por construir y masificar, se trata de una importante herramienta que todos somos responsables de poner en marcha. Es cierto que las administraciones públicas deben favorecer la innovación y las titulaciones del tipo “ingeniero digital”, pero también clarificar el entorno regulatorio, en especial en lo que se refiere a la protección de los datos, que se moverán entre los países, o promoviendo estándares internacionales (ejemplo del Fiware). Pero también las implicaciones relacionadas con la seguridad son muy importantes: En muchas ocasiones los sistemas fabriles funcionan de forma continua y poseen sistemas operativos o firmware embebidos, lo que dificulta su actualización fruto de certificaciones de seguridad (ISO/IEC TR/19791) o debido a los estándares de seguridad exigidos  (ISA/IEC 62443).

Si en un futuro las posibilidades de nuevos ingresos serán el tractor masivo de la Internet industrial, no podemos olvidar que hoy día las eficiencias operativas promueven gran parte del cambio. El ejemplo más llamativo del informe en este sentido está en la minería y es la automatización de las explo­taciones que la empresa Rio Tinto tiene en Australia. Recomiendo indaguen en este ejemplo y se fascinen. La solución implementada combina maquinaria autónoma de extracción y movimiento de tie­rras (perforadoras, excavadoras), vehículos de transporte autónomos (camiones, trenes) y un centro de control en la ciudad de Perth desde el que se gestiona toda la explotación mine­ra gracias a la información transmitida desde las propias explotaciones. Es una verdadera fábrica sincronizada donde la fuerza bruta humana no existe. Tan solo hay maquina pesada inteligente gobernada a distancia.Os dejo con la miel en la boca.

No dudéis en descargaros el informe y para quien haya tenido la oportunidad de asistir a alguna de las sesiones del ciclo “Mar de datos” de este año, que sea ésta la lectura que repose los conceptos que allí todos aprendimos. O quizá sea lo contrario y quien empiece por el informe buscará el streaming  de los expertos en sus ponencias. ¡Menudo lío!, porque están aseguradas unas gratas horas de ocio y reflexión, y seguro que en las terrazas, al fresquito veraniego, ya no sólo el fútbol será tema de conversación, sino la Industria 4.0 porque es emocionante. ¡Ojipláticos se quedarán todos! ¡Las cosas que sabemos y lo que está por venir!

Imagen: Alex G.

 

Sobre el autor

Félix Hdez. de Rojas

Félix Hdez. de Rojas

43 años. Vallisoletano. Ingeniero Superior de Teleco y MBA por ESADE. Profesor de emprendimiento digital en la UEM. Emprendedor, visionario y apasionado por las TICs. Creo en la transformación y en el gran valor que aporta la hiperconectividad y la IoT a nuestra sociedad de la información. Ya con muchos años de experiencia y cada vez con más ganas de aprender de todo un poco. Me siento un niño recién parido. Dispuesto a vivir nuevas aventuras: El marketing y los contenidos digitales... Quién quiera saber más que me pregunte. O que busque mi nombre en Google. ¡Ah!, también escribo: visitad mi eloterodelalechuza.com o mis novelas, Spanish Texas y Tempus Fugit Est.
Ver todos sus artículos »