Comparte:
Redes
27 de diciembre de 2017

La iniciativa WIFI4EU, el pan bajo el brazo de 2018

La iniciativa WIFI4EU, el pan bajo el brazo de 2018

La iniciativa WIFI4EU, el pan bajo el brazo de 2018

Escrito por , 27/12/2017

Se dice de los recién nacidos que vienen con un pan bajo el brazo y podríamos usar la metáfora con el año que empieza en unos días: 2018 viene con WiFi4EU, una iniciativa con la que la Unión Europea quiere dotar desde ahora a 2020 a cada pueblo y cada ciudad de acceso inalámbrico gratuito a Internet en torno a los principales centros de la vida pública.

Desde que en 1951 se firmara el Tratado de París y se constituyera la CECA, el germen de la UE que hoy conocemos, este ambicioso proyecto supranacional, a pesar de los baches y complicaciones, no ha parado de avanzar.

Lo que en tiempos de la Guerra Fría se inició como la ilusión política de paz y convivencia entre países vecinos ha derivado en una asociación no solo económica, sino también política, activa en numerosos campos como el medioambiente, la justicia, la seguridad, las relaciones exteriores y un largo etcétera.

En defensa de una serie de valores y de objetivos, el Consejo Europeo marca la orientación y prioridades políticas que la Comisión debe seguir para definir la estrategia y las leyes en pro de los mismos.

Y en este marco institucional, legislativo y económico, en 2015, con el nombramiento del nuevo Colegio de Comisarios, la Comisión elaboró la nueva estrategia para 2015-2019 con diez prioridades, entre las cuales se encuentra la del mercado único digital.

Éste tiene como objetivo abrir oportunidades digitales a los ciudadanos y empresas, con el fin último de impulsar el liderazgo de la UE en la economía digital.

Y dentro de esta estrategia se enmarca la iniciativa WIFI4EU, que mencionaba un compañero en un post anterior y era acordada por el Parlamento, el Consejo y la Comisión en mayo de este año.

WIFI4EU aspira a ser una importante herramienta para luchar contra la brecha digital y dotar de conectividad Wifi a los principales puntos de la vida pública: museos, parques, edificios oficiales, centros de salud, etc. y, por ende, a los ciudadanos europeos donde quiera que se encuentren y cualquiera que sea su poder adquisitivo.

Las ayudas económicas (un total de 120 millones de euros) que ofrece podrán solicitarse online por organismos públicos locales e irán destinadas a la adquisición e instalación de equipamiento –switches, controladoras y puntos de acceso- en espacios públicos. Tendrán forma de bonos o vales de hasta 20.000 euros y se asignarán por orden de petición y siempre garantizando un equilibrio geográfico -zonas donde todavía no haya ninguna oferta similar pública o privada-. Además, se garantiza un mínimo de 15 cheques por país miembro. El objetivo es que beneficie a entre 6.000 y 8.000 organismos. Como condicionante, los organismos públicos locales beneficiarios deberán garantizar y costear la conexión y el mantenimiento de los equipos durante tres años al menos.

Pero además de estas ayudas económicas, WIFI4EU viene acompañado de la eliminación de las barreras legales sobre despliegue de acceso Wifi gratuito y compartido en espacios públicos, con una propuesta de nuevo reglamento que atañe al fomento de la conectividad a Internet de las comunidades locales.

Los beneficios de esta iniciativa son evidentes:

  • Impulso de una sociedad más conectada y acceso de los ciudadanos a las nuevas tecnologías, lo que fomenta las habilidades digitales, el acceso a la cultura y al conocimiento.
  • Conexión más sencilla con la administración electrónica y facilitación del uso de los portales de los organismos públicos.
  • Servicios más eficaces y accesibles gracias al acceso a Internet en espacios públicos.
  • Mejora de la satisfacción de los ciudadanos al proporcionar una experiencia de usuario excelente con una red de calidad.

Los comisarios apuntaban que los primeros 1.000 vales para WIFI4EU podrán solicitarse a principios de 2018, por lo que los organismos públicos locales deberán estar ya preparados.

Telefónica cuenta con una propuesta técnica y operativa que facilita la ejecución de la iniciativa y el despliegue de la solución en las administraciones públicas locales. Se trata de una solución integral, sencilla y económica, que incluye el suministro e instalación de los equipos, así como el software necesario para poner en marcha una solución WiFi segura.

Sin duda, el Wifi público gratuito, seguro y de calidad ya está aquí, y para quedarse.

Imagen: Arkangel

Sobre el autor

Ana Vicente Baranda

Ana Vicente Baranda

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y máster en Gestión de la Innovación, vivo en el mundo de la externalización TIC desde que aterricé en Telefónica. En estos años de trabajo he descubierto que la realidad tecnológica supera la ficción, y eso, ¡me encanta! Siempre “en las nubes”, me gusta colaborar para que las TIC sean la herramienta –y no el fin- para el logro de grandes objetivos.
Ver todos sus artículos »