Comparte:
eHealth
2 de julio de 2018

Las TIC en el cuidado de la salud: bienestar y sostenibilidad

Las TIC en el cuidado de la salud: bienestar y sostenibilidad

Las TIC en el cuidado de la salud: bienestar y sostenibilidad

Escrito por , 2/07/2018

La buena medicina es la que aporta valor. Y es barata porque lo que resulta caro es lo que no lo aporta. En este sentido, la innovación no es un coste sino una inversión para la sostenibilidad. Las TIC en el cuidado de la salud resultan clave.

En sanidad hace falta una atención rápida y de calidad, que los pacientes estén de verdad en el centro, sean más participativos y se les escuche activamente, que se midan resultados, que el nuevo modelo cambie procedimientos y procesos, que haya un uso óptimo de recursos para que se incremente la salud para el paciente y sea al mejor coste… Bienestar y sostenibilidad deben ser dos caras de la misma moneda.

Este miércoles se celebra en Madrid la segunda cumbre de transformación digital de Forbes (#FORBESTD) y eso me ha recordado su Summit Healthcare de hace ya unos meses, así que no he querido dejar pasar más tiempo antes de poner orden a mis notas de aquel día, con cuyas conclusiones he empezado el post. Como explicaba Jaime del Barrio en este mismo blog, “la transformación digital no es una moda pasajera ni una opción y menos en un sector estratégico como la salud”.

En aquella jornada se habló de muchas cosas. Entre ellas, de la necesidad de encontrar soluciones innovadoras para los nuevos problemas. Según The Lancet, el sistema sanitario español está a la cabeza de los mejores del mundo pero los éxitos no deben relegar la necesidad de un salto evolutivo.

No se trata solo de alcanzar una mayor esperanza de vida sino de que ésta vaya acompañada de buena salud. Si bien la cronicidad es un problema asociado en gran medida al envejecimiento también está relacionado con el tabaco, el alcohol, la falta de actividad física o la ausencia de bienestar emocional. Y dada su ligazón con los hábitos de vida hay una corresponsabilidad: “no existe mejor cuidador de la salud que uno mismo”. Cada vez es mayor la concienciación sobre la necesidad de que el ciudadano participe de manera responsable en el cuidado de su propia salud frente a un anterior modelo paternalista.

Por ello se imponen políticas sanitarias para avanzar hacia la medicina de las 3P: Promoción, Prevención y Predicción, que representa un mayor bienestar para el paciente y también contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario a corto y largo plazo. El nuevo modelo pasa por un uso óptimo de las TIC, con una valoración adecuada de su impacto. Si las cosas no cambian serán necesarios entre 30.000 y 80.000 millones de euros más en unos años para seguir prestando el mismo servicio, se comentó en una de las mesas redondas. En este sentido, se recalcó la importancia de la sanidad privada que descarga de coste y actividad al sistema público, se habló de su valor sanitario, económico y social.

La falta de seguridad, que representa el 6 por ciento del coste del sistema público sanitario, y la futilidad (procedimientos innecesarios, pruebas duplicadas… en definitiva, todo aquello que se hace por inercia y no aporta valor a nadie) también son grandes amenazas para la sostenibilidad.

En este sentido, la aplicación de las TIC es un aspecto clave. España es líder en la historia clínica electrónica y servicios innovadores como la receta electrónica, pendiente de implantar ya solo en tres comunidades, que facilita la interoperabilidad y alcanza en este momento al 90 por ciento de las prescripciones de medicamentos. Los servicios de teleconsulta y telediagnóstico, la gestión remota de pacientes o big data resultan imprescindibles en este momento. La inteligencia artificial y otras realidades (virtual, aumentada y mixta) o la nanotecnología ganan enteros…

A la medicina de las 3P se suma una cuarta, la de la Personalización. Y en Forbes Summit Healthcare se hizo una mención especial a la industria farmacéutica -sobre la que ahondaré en un próximo post– que facilita terapias individualizadas adaptadas al genoma del paciente. Se dijo que se ha pasado de los medicamentos del siglo XX a los servicios de eHealth del siglo XXI.

La compra pública innovadora como modus operandi también trae oxígeno a este sector.

Si echamos la vista atrás han cambiado bastantes cosas pero no áun las suficientes ni al ritmo necesario. Y, una vez más, aunar esfuerzos para avanzar y romper con lo establecido exige convencimiento y valentía. Las TIC están.

Imagen: QIAGEN

Sobre el autor

Mercedes Núñez

Mercedes Núñez

Licenciada en Periodismo y Máster por la Universidad Complutense de Madrid. Responsable del blog A un clic de las TIC, en el que escribo habitualmente; colaboro también en Con tu negocio y Think Big. Mi especialización en periodismo tecnológico empezó en ABC Informática - el primer semanario español TIC. Llevo quince años en Telefónica haciendo comunicación corporativa (relación con los medios, web, revista PULSO -impresa, digital y para tablet-, redes sociales...). Con anterioridad trabajé en distintos medios de comunicación (prensa, radio y televisión). Mi mayor afición es la equitación
Ver todos sus artículos »