Comparte:
Cloud
12 de diciembre de 2018

AWS Re:Invent: una nube más inteligente e híbrida

AWS Re:Invent: una nube más inteligente e híbrida

AWS Re:Invent: una nube más inteligente e híbrida

Escrito por , 12/12/2018

Entre los pasados días 26 y 30 de noviembre se celebró en Las Vegas la última edición de Re:Invent, el evento anual de Amazon Web Services (AWS), en el que la compañía da a conocer todas las novedades de su nube y las de su ecosistema de partners que, en esta ocasión, se han centrado en fortalecer aquellos aspectos en los que su competencia viene pisando fuerte. Ha mostrado, por tanto, una nube más inteligente e híbrida.

En 2018 AWS sigue siendo el líder indiscutible de las nubes públicas, con un amplio margen en cuota de mercado. Microsoft Azure y Google Cloud no se duermen en la carrera, gracias a inversión y dedicación. Desde mi punto de vista, Azure destaca por su propuesta de hibridación con el mundo más tradicional, mientras que Google Cloud lo hace en temas de big data e inteligencia artificial. Ante esta realidad, AWS ha decidido centrarse en fortalecer sus capacidades en estos ámbitos.

Giro inesperado en los nuevos lanzamientos

Migrar todos los procesos de una gran empresa a la nube pública es complejo. Por ello, desde el inicio de la nube, las empresas trabajan en un modelo híbrido o incluso multicloud, que pone las cargas allí donde mejor o más fácil se resuelven las necesidades de cada proceso. La proliferación de los casos de uso de edge computing ha hecho aún más necesaria esta hibridación. Ante esta casuística, AWS se ha ido adaptando: si el año pasado veíamos cómo anunciaba un acuerdo con VMWare, que facilitaba la hibridación con la cloud privada de sus clientes, en 2018 ha dado dos pasos aún más interesantes.

Por un lado, prolifera dicho acuerdo con VMWare, lo que permite que uno de sus servicios más utilizados, el PaaS de bases de datos relacionales (RDS), ahora se pueda ejecutar sobre VMWare, utilizando la misma interfaz de usuario sencilla y con todas sus capacidades. Esta funcionalidad, denominada “RDS on VMware”, se lanzará globalmente en los próximos meses y con ella se podrán generar casos de uso de disaster recovery o cloud bursting (escala en la nube cuando faltan recursos en casa).

La otra gran noticia es que AWS tiene intención de meterse también en los centros de datos de los clientes. En un giro inesperado, AWS se convierte en fabricante de hardware y planta cara a los líderes actuales, con un modelo completo de cloud híbrida. Lo han bautizado como AWS Outpost y permite a los clientes de AWS obtener el mismo hardware con el que cuenta AWS en sus centros de datos para ejecutar los servicios de AWS on-premise. Actualmente solo cuenta con EC2 y EBS, los servicios de máquinas virtuales y almacenamiento en bloque de AWS respectivamente, pero se irán añadiendo otros como RDS, ECS, EKS, SageMaker o EMR. Los clientes accederán a esta nube privada con la misma consola de AWS y será como una extensión de la misma. Además, el cliente decidirá qué datos y qué procesos deben estar en local y cuáles en la nube. El servicio puede ser administrado y actualizado remotamente por AWS.

Democratización de la inteligencia artificial

En el procesamiento para llevar a cabo modelos de inteligencia artificial suele haber dos partes bien diferenciadas: el entrenamiento, en que se entregan grandes cantidades de datos para crear un modelo y la inferencia, en que se proporcionan nuevos datos para obtener las predicciones usando ese modelo.

Google lanzó en 2016 las TPU (Tensor Processing Unit), unidades de entrenamiento de mejor rendimiento y menor coste que las GPU (Graphics Processing Unit). Pues bien, AWS crea ahora sus propios procesadores para inteligencia artificial, los denominados Inferentia, centrados en abaratar los costes de la segunda parte del procesamiento de los modelos de inteligencia artificial que apuntaba: la inferencia.

Además del hardware, si subimos a la capa de servicios, AWS se ha propuesto democratizar la inteligencia artificial, como ya contábamos en este blog. La inteligencia artificial de AWS pretende dar acceso a los conocimientos que Amazon.com ha ido adquiriendo durante años en este campo para, así, facilitar el acceso a estas técnicas incluso a los menos técnicos.

Predicción de ventas, extracción de ideas relevantes en los textos o la búsqueda de relaciones en documentos médicos son algunos de los servicios que nos deja este Re:Invent 2018, que seguro que sirven para que muchas empresas den el salto a la inteligencia artificial.

Innovación “de altura”

Por si todo esto de una nube más inteligente e híbrida fuera poco, en Re:Invent hemos visto la apuesta de AWS por blockchain, con servicios que facilitan el despliegue y uso de esta tecnología. O un curioso servicio que permite “alquilar” un trozo de satélite de comunicaciones, en modo pago por uso.

Roadshow de Telefónica con AWS

Para dar a conocer más en detalle todas estas novedades, a lo largo del mes pasado AWS y Telefónica, que es el socio tecnológico idóneo para facilitar la transición de las empresas a esta nueva nube más inteligente e híbrida, realizaron un roadshow por diferentes ciudades españolas (Valencia, Tenerife, Bilbao, Zaragoza, Barcelona y La Coruña). Este tour, del que desde @aunclicdelastic se informa en Twitter, regresará tras las navidades a ciudades como Sevilla, Málaga y Madrid. ¡Estad atentos!

Imagen: Puesta de sol en Cádiz. Ángel Núñez

Sobre el autor

Álvaro Paniagua Martín

Álvaro Paniagua Martín

Ingeniero, bloguero y aprendiz de marketing. Responsable de la propuesta de valor "cloud native” en Telefónica por el día, fotógrafo y cinéfilo por las noches.
Ver todos sus artículos »