Comparte:
Transformación Digital
23 de noviembre de 2018

El puesto de trabajo del futuro: así entiende Telefónica la transformación cultural y digital

El puesto de trabajo del futuro: así entiende Telefónica la transformación cultural y digital

El puesto de trabajo del futuro: así entiende Telefónica la transformación cultural y digital

Escrito por , 23/11/2018

A finales del mes pasado Telefónica celebró un evento (#DigitalWorkplaceTEF) para dar a conocer su servicio Digital workplace, junto a diez de sus principales socios tecnológicos: BMC, HP, Lenovo, VMware, Samsung, Unisys, Checkpoint, Citrix,  Pulse Secure y Google.

El acto empezó con las previsiones de IDC para los próximos tres años, que anticipan cambios significativos en los actuales modelos y espacios de trabajo. Así, para 2021, se espera que el 60 por ciento de las empresas hayan adoptado el denominado “puesto de trabajo del futuro”: flexible, inteligente y en un entorno colaborativo virtual y físico que mejora tanto la experiencia del empleado como su productividad. Ese mismo año  el 65 por ciento de las empresas atraerá el talento con espacios de coworking y opciones de trabajo remoto, con acceso generalizado a las aplicaciones empresariales en modo colaborativo. La satisfacción del empleado con este entorno de trabajo y con las herramientas que la organización le proporcione serán un importante reclamo a la hora de incorporar candidatos con capacidades y actitudes digitales.

El valor de la nueva propuesta, con el usuario en el centro, está muy presente en la solución de gestión del puesto de trabajo de Telefónica. Digital workplace se ha diseñado pensando en incrementar su autonomía, productividad y satisfacción. Ofrece la gestión unificada de todo el ecosistema tecnológico que rodea al empleado y garantiza un control extremo a extremo y la calidad, así como la mejora y evolución  continua de todos los servicios. Representa, en definitiva, una nueva manera de hacer las cosas, es la transformación digital llevada al puesto de trabajo. En este sentido, Telefónica presentó un nuevo modelo de atención que se basa en el rediseño de los procedimientos de gestión a partir de  la metodología de mejora continua shift to left, que apuesta por la implantación de nuevas e innovadoras herramientas de gestión basadas en la autogestión, monitorización proactiva, machine learning, inteligencia artificial y analítica predictiva para ofrecer siempre la mejor experiencia de usuario.

Nuestros hábitos y expectativas han cambiado, estamos inmersos en una transformación cultural y la tecnología seguirá avanzando y revolucionando la forma en la que trabajaremos en el futuro: el puesto de trabajo ya no será un lugar al que acudir, sino un momento en el que interactuar, colaborar y producir. La orientación a resultados de negocio será máxima: se trabajará por objetivos y proyectos, y el éxito dependerán cada vez más de las habilidades digitales de los empleados.

En este sentido, IDC predijo en el encuentro una nueva disrupción alrededor del puesto de trabajo: en 2023 el 40 por ciento de los trabajadores utilizará marketplaces de talento para ofrecer sus servicios y habilidades digitales, lo que  supondrá un cambio radical de las actuales herramientas y procesos de los departamentos de Recursos Humanos. En esta nueva “gig-economy” o “economía de los encargos” los trabajadores digitales serán contratados puntualmente para trabajos esporádicos a cuyo término regresarán al marketplace en busca de un nuevo proyecto. En ese nuevo mercado los valores más cotizados serán los relacionados con el talento y las habilidades digitales, la creatividad y la experiencia de los candidatos a la hora de enfrentarse a tareas complejas. Por el contrario, en el nuevo entorno las actividades de menos valor para el negocio de una compañía, aquéllas con fuerte carácter administrativo basadas en reglas predefinidas, podrán automatizarse. Concretamente IDC anticipa que ocurrirá así con el 50 por ciento de las tareas repetitivas en 2024.

La propuesta de Digital workplace de Telefónica ya está lista para adaptarse a los cambios que traerá el puesto de trabajo del futuro: en la hoja de ruta que se mostró en el evento hay dos apuestas clave: la robotización de procesos de negocio y la incorporación de entornos IoT, ambos bajo un modelo de gestión único e integrado. En el puesto de trabajo del futuro habrá un nuevo perfil de empleado: un robot software con el que los trabajadores digitales tendrán que aprender a interactuar y colaborar. Además, la gestión de este nuevo entorno pasará por poder sensorizar, monitorizar e incorporar al modelo todos los elementos que resulten críticos para el cliente, que le permitan controlar de manera integral su negocio.

La pregunta que surge es evidente: ¿están las organizaciones preparadas para afrontar todos estos cambios? La respuesta no es sencilla, pero si hay algo seguro es que aquéllas que dispongan de una cultura flexible y dinámica, asentada sobre valores digitales, lo tendrán un poco más fácil. Sin embargo, no podrán hacerlo sin involucrar a todos y cada uno de los empleados, sin dedicarle tiempo y esfuerzo al gran proyecto que supone la transformación cultural de la compañía.

Imagen: Dibujario

Sobre el autor

Belén Espejo González

Belén Espejo González

Ingeniera de Telecomunicación y Máster en Gestión de las Telecomunicaciones en la Empresa por la UPM, y Doctorado de Organización de Empresas Always in Progress. Me dedico a llevar al mercado soluciones de puesto de trabajo en el área de Marketing de producto. En lo profesional, me encanta meterme en todos los charcos, pensar algo distinto e ilusionarme con nuevos proyectos. Mi auténtica pasión es mi familia y mis dos pequeños, que me ayudan a reinventarme cada día.
Ver todos sus artículos »