Comparte:
Innovación
14 de mayo de 2018

La robótica, más allá de la imaginación: Global Robot Expo

La robótica, más allá de la imaginación: Global Robot Expo

La robótica, más allá de la imaginación: Global Robot Expo

Escrito por , 14/05/2018

Recientemente tuvo lugar Global Robot Expo, la feria de la robótica, y me acerqué para poder contar de primera mano en A un clic de las TIC qué se está moviendo en este apasionante, multidisciplinar e inquietante sector.

Lo de apasionante seguro que es una valoración compartida porque todos hemos visto películas de ciencia ficción en las que los robots juegan un papel fundamental y en nuestro día a día cada vez estamos más familiarizados con los drones, las impresoras 3D o los coches autónomos que nos esperan ya en el horizonte…

Se trata de un terreno multidisciplinar porque no solo entran en juego la mecánica y la electrónica, sino cada vez más el software. A la máquina la guía un programa, que puede seguir un algoritmo cerrado o incluir técnicas avanzadas de machine learning e inteligencia artificial. Existen además robots solo software que se ejecutan en nuestros ordenadores mediante algoritmos de inteligencia artificial, como los chatbots, cada vez más presentes en la atención de las empresas a sus clientes.

Y he mencionado también que es un mundo inquietante por los debates que surgen ante su acelerada evolución: el miedo a que los robots nos quiten el trabajo, a cómo actuará un coche autónomo ante una situación de peligro, a la seguridad de nuestros datos de salud con big data… Todo esto ha llevado a pensar en la necesidad de una “ética robótica”.

Pero me centraré en el aquí y el ahora, en lo que me llamó la atención de Global Robot Expo, de sus stands y presentaciones, que abarcaban desde industria 4.0 a robótica de servicio, drones y aeroespacial, impresión 3D, formación o salud.

No podían faltar los “clásicos” humanoides, que ya están en supermercados, hoteles y bares. Macco Robotics es una empresa de ingeniería española que se dedica a su desarrollo y me presentaron a Wiigo, un robot para hacer la compra, que surgió con el objetivo de ayudar a personas con algún tipo de discapacidad, pero ha tenido una gran acogida por el público general en un piloto en Francia y ha incrementado las cifras de ventas. El robot recoge la imagen del usuario y, a partir de ahí, lo sigue mientras éste se desplaza por el supermercado para que pueda ir depositando su compra en él.

En esta “compra asistida” para futuras versiones ya se plantean mejoras como la posibilidad de dar órdenes a Wiigo y que sea él mismo quién alcance los productos de los lineales o que incluso si se le pide que coja el zumo más barato él pueda seleccionarlo de entre la oferta existente.

Me encontré, cómo no, con el ya familiar Pepper, en el stand de Alisys, que distribuye los robots de la multinacional japonesa Softbank en España. Pepper, que se caracteriza por la tableta que incorpora para facilitar la interacción, está orientado a eventos de marketing, atención al cliente o entornos educativos y destaca su capacidad para entender el lenguaje verbal y su posibilidad de integración con servicios en la nube. Lo suelen alquilar compañías que apuestan por la inteligencia artificial para dar servicio a sus clientes.

Y llegamos a los cíborgs (cyber & organism), que tenemos siempre en la cabeza al pensar en este entorno. Se trata de personas que ven reforzadas algunas de sus habilidades naturales con elementos cibernéticos. En Global Robot Expo había varios stands con elementos que permitían mejorar al ser humano, bien con fines médicos o de cara a las capacidades laborales. Por ejemplo, SkelEx vende exoesqueletos para facilitar la vida de los trabajadores que tienen que manejar grandes volúmenes de peso, ya que optimizan el uso intensivo de los brazos.

Durante mi visita también pude constatar que el de la impresión 3D es un sector en plena ebullición, con interesantes aplicaciones en educación, salud y hasta arquitectura, de las que ya se han escrito en este blog, con todo un ecosistema a su alrededor e impresoras cada vez más asequibles.

BQ, por ejemplo, tiene una línea de robótica educativa e impresión 3D con distintos modelos: orientado a makers, mercado doméstico, de calidad profesional…

Todavía estamos lejos de la normalización de esta ciencia entre los alumnos pero poco a poco se van dando los primeros pasos. En este ámbito destacan dos plataformas por encima de las demás: Arduino y Rasperry Pi. En Global Robot Expo se podía ver también Microduino, una variante de Arduino basada en bloques que se integran unos con otros y evitan la complejidad de la electrónica, lo que facilita que los niños puedan programar e implementar prototipos. Además sus piezas son compatibles con las de Lego, lo que le da mucha versatilidad.

Uno de los campos gracias al que la robótica está avanzando a mayor velocidad son los algoritmos de machine learning y la inteligencia artificial.

Marketeer es una startup española, acelerada en Wayra, y que busca hacer más eficiente la comunicación entre una empresa y sus clientes. Para ello, entrega en modo SasS un bot que interactúa con los clientes y es capaz de responder a sus preguntas más habituales mientras aprende de ello y es capaz de derivarlo a un operador humano en caso necesario.

De machine learning fue la charla de Tileo, una empresa que aplica estas innovadoras técnicas a un sector tan tradicional como la agricultura (es la llamada agricultura 4.0). A partir de imágenes tomadas por drones o vehículos terrestres aplican algoritmos de machine learning para obtener información muy útil. Por ejemplo, son capaces de identificar imágenes aéreas de campos de lechugas y realizar conteos, ver dónde hay zonas vacías, averiguar la temperatura del terreno, etc. Es posible, además, generar visiones históricas y de evolución de las plantaciones. Luego, con toda esta información, el agricultor puede tomar las mejores decisiones.

Como podéis ver, las posibilidades de la robótica son inmensas y sobrepasan nuestra propia imaginación, por lo que todo apunta a que el próximo año seguiremos hablando de un tsunami de inversiones, innovación y emprendimiento en este campo.

Imagen: unsplash

Foto interior: Julio Mestre

Sobre el autor

Julio Mestre Valdés

Julio Mestre Valdés

Ingeniero Superior de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Valencia y proyecto de fin de carrera en el Politécnico de Torino. Actualmente lidero ofertas de externalización TIC para los grandes clientes de Telefónica. Entre mis aficiones están el deporte, la lectura y ver series de televisión (cómo no, en Movistar+).
Ver todos sus artículos »