Comparte:
Experiencia de cliente
12 de abril de 2018

“TV virtual experience”: la televisión del futuro según Telefónica

“TV virtual experience”: la televisión del futuro según Telefónica

“TV virtual experience”: la televisión del futuro según Telefónica

Escrito por , 12/04/2018

Las nuevas tecnologías nos permiten transformar experiencias cotidianas de forma radical, entre ellas la de de ver la tele.

Si echamos la vista atrás, en nuestro país llevamos desde principios de los años 60 conviviendo con los aparatos de televisión, al menos de forma más masiva. Estas “cajas cuadradas” forman parte de nuestras vidas, constituyen el elemento central de muchos salones y hay pocos hogares que no dispongan de una o varias. Con la evolución tecnológica, estos aparatos dejaron de ser cuadrados para convertirse en planos, agrandarse e incluso curvarse. Y también se conectaron a Internet. Pero su función de ventana a un mundo de contenidos al que asomarse se ha mantenido inmutable.

La industria audiovisual y de generación de contenidos ha sufrido varias revoluciones desde el siglo pasado. Con la digitalización de la señal de TV, la explosión de Internet y la aparición de las primeras plataformas de IPTV a la carta, la forma de ver televisión cambió: pasamos de ser consumidores pasivos a la espera del show que se emitiera en ese momento (recuerdo mis noches de viernes viendo el “1, 2, 3” en familia) a convertirnos en activos para decidir el qué y el cuándo en el acceso al contenido televisivo que, por otra parte, ha crecido de forma exponencial. Con la llegada del streaming también decidimos el cómo: ya no es necesario estar frente a la pantalla de televisión de nuestro salón, es posible acceder al contenido desde cualquier lugar a través del móvil, la tableta, el ordenador… Es la hora del contenido online consumido anytime, anywhere, any device.

Además, con la democratización de Internet y la aparición de las redes sociales han ido apareciendo otros hábitos, como el social TViewer, es decir, ver la televisión con la tableta o el smartphone en la mano para comentarlo en tiempo real y completar el contenido emitido con información transmedia.

Pero además de estos cambios en nuestros hábitos de consumo, el sector se ha transformado con la aparición de nuevos actores: plataformas OTT de distribución y generación de contenido, como Netflix o Amazon que, a su vez, han generado nuevos casos de uso y negocio.

Diferenciarse en este mundo tan competitivo ya no solo requiere buen contenido, sino también proponer al usuario experiencias nuevas, ésa es la clave. Telefónica se está haciendo fuerte en la generación de contenido: este año ha anunciado el estreno de doce series de producción propia de gran calidad, como La Peste, y cuenta con #0, un canal de entretenimiento reforzado con estrenos de producción propia también, como Wifileaks o Fama, a bailar.

Pero quien se dedica a la innovación trata de usar las nuevas tecnologías para reinventarse y provocar un efecto WOW. A esta consigna responde la novedad presentada en la última edición del MWC, TV virtual experience, que busca ofrecer una nueva experiencia a la hora de acceder al contenido, a través de la realidad virtual.

Conforme evoluciona esta tecnología, la sensación de inmersión es mayor y más sofisticada, por lo que cuando alguien se pone unas gafas de realidad virtual realmente siente que lo transportan a otro lugar. Esto, combinado con nuevas técnicas de generación de contenidos específicos para realidad virtual, como el vídeo 360, permite crear una experiencia de usuario totalmente novedosa.

¿En qué consiste TV virtual experience?

El planteamiento surge de algo tan simple como la idea de compartir un momento de televisión con amigos aunque estos estén en lugares lejanos, mediante un dispositivo de realidad virtual y gracias a la red de Telefónica.

Para ello se ha desarrollado una app prototipo que ofrece dos tipos de experiencia al usuario:

1- Por un lado, cualquier usuario de la app puede invitar hasta a cuatro amigos que estén online a su salón virtual privado, donde compartirán sillón. Estos usuarios se representan mediante avatares personalizables, pueden comunicarse entre sí a través de audio espacial y también pueden mostrar cuatro emociones básicas. Frente al sillón disponen de una pantalla de televisión de gran formato (192”) en la que se sintoniza Movistar+, desde canales en vivo hasta contenido bajo demanda.

Además, la app integra una experiencia en segunda pantalla: cada usuario dispone de paneles individuales que le permiten consultar los tuits enviados con el hashtag asociado al contenido en vivo que se emite en ese momento y también muestran información transmedia específica para el contenido VoD reproducido.

La realidad virtual permite crear situaciones que en el mundo real no se pueden dar. Por ejemplo, cuando se reproducen vídeos 360 el salón virtual desaparece y los usuarios se ven transportados (literalmente) al interior del contenido, sin perderse de vista los unos a los otros. Imaginad la posibilidad de comentar un partido de baloncesto desde la propia cancha.

Esto también supone nuevos modelos de negocio asociados a la publicidad, como la aparición de objetos publicitarios 3D en el salón sincronizados con el contenido de la pantalla principal, por ejemplo. El usuario puede, así, desde acceder a promociones especiales hasta realizar una compra directa.

2-Por otro lado, cierto tipo de contenido audiovisual invita a compartirlo: no es lo mismo ver la final del Barça-Real Madrid desde casa que en el estadio, o disfrutar de la película ganadora de los últimos Óscares en el cine.

Así, la otra experiencia que la app ofrece es asistir a este tipo de eventos sin salir de casa y acompañados de personas con intereses afines. El usuario simplemente tiene que seleccionar dónde quiere sentarse y aparecerá en medio del WiZink Center o en un cine de verano en Santorini junto con otros usuarios de Movistar+ que hayan decidido disfrutar del mismo evento.

En realidad, el entorno tanto para el salón privado como para la sala pública puede ser cualquier espacio que se entregue para la app. Esto da lugar a un sinfín de posibilidades con escenarios especialmente creados para el contenido mostrado, como la mismísima sala del trono de hierro, para los fans de Juego de Tronos, o la superficie de Marte si se trata de una película de ciencia ficción.

Por supuesto, la calidad de la experiencia depende fundamentalmente del dispositivo de realidad virtual que se use y, en este sentido, la tecnología está avanzando para conseguir mayor resolución, aumentar el tiempo de uso cómodo de este tipo de dispositivos y limitar los efectos secundarios, y próximamente se podrán generar experiencias completas que integren otros sentidos que no sean solo los de la vista y el oído.

Según el último informe de Strategy Analytics los proveedores de contenido, como Telefónica, pueden contribuir al crecimiento del mercado de la realidad virtual y apalancarse en esta tecnología para diferenciarse, crear marca, reducir el churn y crear nuevos casos de negocio, tanto para consumidores finales como B2B.

Veremos dónde nos lleva la evolución de esta tecnología y también los nuevos ámbitos de aplicación que propiciarán las redes de nueva generación, como 5G, que traerá mejores anchos de banda y latencia en movilidad, algo clave para una buena experiencia de realidad virtual.

Imágenes: App TV Virtual Experience

Sobre el autor

Vanesa Montoya Grijalba

Vanesa Montoya Grijalba

Ingeniera superior de Telecomunicaciones por la Universidad Pública de Navarra. Actualmente desarrollo mi labor profesional en el departamento de Innovación tecnológica de Telefónica España. Me apasionan la ciencia y la tecnología como herramientas fundamentales para la construcción de un mundo mejor.
Ver todos sus artículos »